Giselle Domínguez, una campeona del barismo

13 Mar Giselle Domínguez, una campeona del barismo

El gusto por el café y su elaboración sigue ganando adeptos en la Isla, es el caso de la puertorriqueña Giselle Domínguez, a quien su amor por la historia la llevó directito hacia el mundo del café y el barismo.

Aunque completó un Bachillerato en Arte de la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras, en temas de café se educó de manera autodidacta. Su pasión por este apreciado elixir nació en Starbucks, lugar donde trabaja hace cuatro años y cinco meses.
“Todo comenzó con una taza de café y una conversación mientras realizaba una tarea”, recuerda esta manatieña, sobre su incursión en el mundo del barismo. Alguien le dio la oportunidad de poder compartir su pasión por el servicio y de ello, decidió emprender una profesión. Así que aquella primera oportunidad laboral junto a su amor por el café y el arte de su elaboración motivó a Giselle a querer desarrollarse como barista. Fue así como procuró compartir con otros colegas locales e internacionales todo tipo de información relacionada a esta profesión, especialmente sobre las tendencias en el mercado y las técnicas de preparación, hasta que su talento la llevó a convertirse en la Barista Champion de Starbucks Puerto Rico y Latinoamérica. Claro que para esta autodidacta dicho triunfo es solo el comienzo.

“Me siento motivada a crecer más en la carrera de barista. Disfruto mucho del honor de dirigir el desarrollo profesional de todo un equipo de trabajo, deseoso de convertirse en expertos de café. Nada mejor que enseñar a otros algo que se ama tanto”, dijo Giselle, a quien el conocimiento de esta sabrosa bebida, llega por su interés en la historia de su País. Ella también reconoce que dedica mucho tiempo al tema porque le encanta poder compartir sus vivencias y conocimientos con clientes y colegas.

“Me siento privilegiada de poder conocer a caficultores y recolectores de café. Todos somos iguales y cuando se trata del café quiero que todos crezcan sabiendo que un caficultor es un súper héroe y que todos forman parte del proceso de conservación de nuestro grano local. Para mí es muy importante fomentar nuestra historia y la pasión por la agricultura. Tener la oportunidad de ofrecerle una experiencia a cada persona que entra por la puerta es maravilloso”, acotó.

¿Con qué tipos de café te gusta trabajar más y cómo defines tu estilo? –preguntamos. “Me encanta trabajar con café de Puerto Rico, ya que es nuestro grano local y guarda una hermosa historia detrás de cada taza. De igual forma, admiro el grano de Colombia, por la crema que crea el ‘shot’ de ‘espresso’ en su tirada, para poder crear un hermoso arte en cada taza”, dijo. También le gusta trabajar diferentes métodos de confección como el “clover”. Este método es único en Puerto Rico en la tienda de Starbucks en el primer nivel de Plaza Las Américas, y utiliza presión al vacío para crear una taza muy refinada y elegante. Además, resalta notas que otros métodos no muestran. También está el Chemex (aparato de extracción clásico y elegante que fue diseñado por el químico alemán Peter J. Schlumbohm), excelente para la elaboración de cafés africanos o de alta acidez –según explicó la barista– ya que hace que resalten todas las propiedades cítricas. Es ideal para crear bebidas sobre hielo y experiencias únicas en cada sorbo. Giselle define su estilo como uno orientado a la experiencia y al servicio legendario. “Me siento orgullosa de ser mujer, dentro del mundo del barismo. Puerto Rico cuenta con una excelente representación de mujeres sumamente talentosas dentro de la industria del café, quienes nos han representado en foros internacionales acertadamente”, sostuvo.

Sobre sus retos como barista Giselle aseguró que el paso del huracán María afectó a los cafetales y “creo que el reto mayor está en restablecer nuestros cafetales. Todos tenemos un fuerte compromiso con nuestro café local. En Starbucks tenemos la iniciativa No Lo Dejes Caer que lleva alrededor de 12 años, cuyo propósito es recolectar el grano local a falta de manos recolectoras. Más que retos, veo oportunidades de seguir llevando el mensaje y poner nuestras manos a disponibilidad de los caficultores”.

Sobre los pasos que debemos seguir todo amante del buen café al momento de su elaboración, la barista aseguró que la magia está en sentir amor por lo que se hace. “La receta para un buen café es la pasión con la cual elaboras cada taza y la satisfacción de haber ofrecido lo mejor de ti durante esa tarea”, concluyó esta artista del café, quien aspira a crecer profesionalmente en Starbucks y continuar compartiendo su amor por el café con clientes y colegas.

Por Yaira Solís Escudero
Mírame Siempre

Starbucks Imagen Nota

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.